En nuestro post anterior, concluimos con la pregunta: ¿Cual es tu idea y donde quieres tener efecto? a continuación continuamos con esta reflexión.

Es difícil poder saber cuál será el resultado que alcances con la exploración que realizas a un nivel inicial. Si le preguntaras a los creadores de Google si soñaron antes de entrar a estudiar su doctorado en Stanford, que crearían una empresa que ayudaría a billones de personas a encontrar información, creo que sería muy poco probable que te contestaran que tenían un plan de acción definido y claro al respecto. Es muy probable que ni siquiera soñaran con hacer un buscador de información como termino siendo Google.

Lo que nos lleva a concluir que las oportunidades, donde puedes ser innovador y crear algo valioso, son dependientes de múltiples situaciones y condiciones:

  • Identificar un buen problema
  • Tener la capacidad de crear una buena solución
  • Tener el equipo correcto de personas
  • Contar con los recursos necesarios en el momento correcto
  • Salir al mercado antes que un competidor con una mejor solución
  • Presentar una solución sea apreciada por la gente
  • Que tu energía dure lo suficiente antes de sentirte derrotado, ya que raramente las cosas suceden en el primer intento.

¿Cómo te puedes preparar para recorrer este camino? Lo primero que tienes que identificar es alguna metodología de trabajo para potenciar tus habilidades como innovador, creativo y administrador de proyectos.  La respuesta al final del camino es que para cada una de estas habilidades hay cientos de libros, curso y materiales, sin embargo, aunque el conocimiento está ahí, no hay cientos de miles de nuevas empresas innovadoras en nuestro entorno.

Si estas habilidades pudieran estudiarse en un salón de clases, entonces todos los alumnos que fueran a una institución académica o los participantes en un programa de emprendimiento concluirían con empresas exitosas al final del camino.

La realidad es que esto no sucede así, el proceso requiere ciclos experimentales, la experiencia y puntos de vista de múltiples personas y la capacidad de manejar la incertidumbre en forma continua, combinado con la fortuna de tener buena fortuna para que un conjunto de elementos confluyan en un momento especifico.

Decidir construir algo interesante tiene un alto riesgo, hasta dónde arriesgar nuestra vida o mejor tener una posición conservadora y depender de otros que tomen los riesgos, es una pregunta que no tiene una respuesta única, es algo que tu tienes que contestarte a ti mismo.

¿Quieres arriesgar o quiere una posición estable? Por lo pronto, lo que Kinnevo ha recopilado de un amplio grupo de colaboradores son un conjunto de herramientas, metodologías y redes de contactos para hacer que tu transitar por la incertidumbre sea más sencillo. El programa de Innommersion es un recorrido por el complejo mundo de la innovación, desde nuestra primera pregunta hasta desarrollar tus habilidades personales para ser ese emprendedor innovador que deseas ser.