Siguiendo nuestras propias recomendaciones y elaborado de donde hemos aprendido a aprender, viene una pregunta obligada a la mitad del camino de nuestra travesía. ¿Cuáles han sido los aprendizajes y lecciones aprendidas de la Edición Bootcamp Build or Die Junio 2013?

Cada edición que hemos realizado de los Bootcamps arrojan una infinidad de nuevos elementos de aprendizaje para utilizar y desarrollar en el futuro o simplemente aplicarlos de inmediato. Por una parte tenemos como influencia para recapacitar usando la secuencia que conocemos como el post mortem, que aprendimos al asistir a varios de los eventos del Super Happy Dev House, conocido por sus siglas SHDH, en donde al final de cada evento los organizadores se reúnen y se hacen tres preguntas:

  • ¿Qué se hizo bien?
  • ¿Qué se hizo mal?
  • ¿Qué podemos mejorar?

La realidad es que siempre obtenemos muchos aprendizajes de las tres preguntas realizadas. El aprender es parte de un proceso iterativo y repetitivo. Hay que capitalizarlo al final de cada una de las actividades que realizamos. El Bootcamp no es excepción.

Esta conversación es aun más rica cuando tenemos la oportunidad de realizarla con invitados que desean conocer el efecto de un Bootcamp como el que estamos llevando a cabo en Silicon Valley y los ocho eventos simultáneos que están sucediendo en México como se reportan en nuestro tablero digital en Evolutrack.

1011846_10200931303178517_1329441289_n

El día jueves 13 y viernes 14 tuvimos la visita del Dr. Enrique Ramos, Vicerrector de Programas Internacionales del Sistema ITESM, la Lic. Mónica Sandoval, Directora de Programas Internacionales de la Zona Norte del ITESM y el Dr. Antonio Ríos, Director del Parque Tecnológico en el Campus Chihuahua del ITESM. Durante dos días conversamos con los facilitadores remotos, conociendo sus impresiones. Algunas de las impresiones que nos compartieron son:

  • La interacción basada en problemas en lugar de soluciones ha permitido entender más las oportunidades, profundizando en el problema antes de brincar a una solución.
  • Desarrollar actividades tipo hackaton han sido muy bien aceptadas por los alumnos, quienes prefieren una sesión basada en la acción y soportada por conocimiento, como fue el caso de la sesión “Crear tu presencia en Internet” donde las instrucciones fueron muy simples. Se dio libertad de usar cualquier herramienta y fomentar el aprender a aprender en lugar de dar una receta paso a paso. Esto provocó que los participantes se enfocaran en resolver problemas en lugar de esperar que los facilitadores resolvieran sus problemas.
  • Un aprendizaje importante fue el identificar que los jóvenes de hoy, saben navegar en un multicanal utilizando Facebook, Twitter, video e interacción cara a cara de una manera simultánea, esto facilita, con la adecuada dirección, el aprendizaje y la colaboración.

Posteriormente tuvimos una sesión con los profesores participando en el programa en Silicon Valley, los cuales tienen una situación diferente a sus contrapartes en los lugares remotos. Los profesores en Silicon Valley, no son facilitadores, ellos son parte de los equipos con los alumnos, tomando parte en las decisiones y las conversaciones haciendo un ambiente rico en experiencia con energía. Entre los aprendizajes que se mencionan están:

  • El Bootcamp puede tener un mayor impacto si los participantes no son solo del ITESM y se integran participantes de otras Universidades y países. Esto basado en la experiencia de asistir al Startup Weekend en Silicon Valley, donde los grupos de trabajo tenían participantes de todas las nacionalidades. Esta es una gran aportación a considerar para futuras ediciones del Bootcamp Build or Die.
  • El idioma del evento debe de ser inglés. Esta es la primera vez que el programa se realiza en español y definitivamente, hacerlo en inglés provoca una mayor interacción y desarrollo en la forma de comunicarse en inglés.
  • Una excelente interrogante es cómo conducir el programa. Esta edición se ha enfocado mucho la identificación de problemas, lo cual tiene una vertiente importante en que los participantes inicialmente no se enfocan en llevar la solución que tienen en mente hasta descubrir si es una buena oportunidad. Por otro lado, otros profesores consideran que se debería trabajar con propuestas validadas y calificadas. La conclusión al respecto es que hay oportunidad para múltiples programas, unos enfocados en el descubrimiento de oportunidades y otros enfocados en la experimentación de soluciones para problemas más establecidos.
  • Las visitas a empresas son valiosas cuando se hacen en una manera estructurada y organizada, que sea más allá de una visita de inno-turismo. Además de facilitar el acceso a las visitas, provocar que los participantes en el programa propongan formas de generar valor y establecer una meta para generarlo, es parte del experimento que se esta llevando a cabo y aún no hay manera de evaluar el resultado o el aprendizaje.
  • Se ha generado una gran cantidad de interacción entre todos los actores involucrados en el Bootcamp, tanto en forma local, como con las comunidades relacionadas, así como entre cada localidad. Aquí existe una gran área de oportunidad para desarrollar las nuevas formas de interacción y administración del conocimiento a partir de eventos experenciales como el Bootcamp. El aprendizaje al respecto es que no hay una buena herramienta de soporte y es un tema a desarrollar.

971178_10152900816655111_1319011887_n

Para finalizar los alumnos participando en el programa comentan que:

  • Las sesiones largas y con demasiada exposición son pesadas y difícil de mantener la concentración. En cambio las sesiones basadas en trabajo e interacción son muy atractivas.
  • Las largas horas de trabajo son cansadas pero generan grandes satisfacciones. Los estudiantes no tienen problema mientras tengan acción, al punto que han solicitado incluir en futuras ediciones del Bootcamp actividades los fines de semana como se ha realizado en Silicon Valley.
  • El cambio de chip producido por transformar el programa de un curso tradicional académico a un programa Experencial ha sido de mucho valor en la percepción de los alumnos. Se sienten más en control de su destino y con un enfoque a producir resultados considerando que esta situación es más cercana a la realidad en relación con su vida profesional.

A lo largo del Bootcamp se han detectado que las conversaciones entre los participantes se pueden clasificar de acuerdo al rol con el que está participando cada persona, como son:

  • Como participante, en esta edición estudiantes y profesores en el Silicon Valley y los estudiantes en cada una de las ocho localidades en México
  • Como facilitador remoto
  • Como facilitador local
  • Como conferencista
  • Como profesionista compartiendo tus experiencias
  • Como parte del equipo de soporte
  • Como parte de los espectadores
  • Como actor no identificado dentro del programa, personas con las que se han tenido conversaciones en paralelo. Por ejemplo: Alejandro Villanueva de Google y Cipriano Santos de HP, entre otras personas.

Estos aprendizajes solo son enunciativos, tendremos manera de explorar más formas de comentar estas ideas y crear cápsulas de conocimiento como las que hemos desarrollado en pequeñas interacciones y disponibles en el canal de Kinnevo en YouTube, te invitamos a verlas y comentar tus impresiones.

Vamos por más aprendizaje y tú estas invitado a usarlo, compartido y, sobre todo, a ser parte de él.