Les compartimos esta nota, la cuál se publicó en Mural y El Norte, diarios de Reforma, el 22 de Junio por Cora Bravo.

—-

Comenzar tu negocio y convertirlo en una empresa de base tecnológica implica constantes retos.

Detectar un problema e idear una solución creativa y rentable es el primer desafío; luego es necesario convencer a otros de que tu idea tiene potencial para que se sumen a trabajar contigo, inviertan o para que se vuelvan tu clientes. Por eso pocos consiguen tener éxito.

“Uno de los principales retos (de crear una start-up) es manejar los sube y bajas emocionales. Tienes 90 días malos en los que tratas de convencer a todo el mundo de que tu idea es buena por uno o dos días buenos, en los que lanzas alguna actualización o cuando hablan bien de ti. Realmente tienes que amar lo que haces porque esto es sufrido”, explicó Jorge Téllez, cofundador de Menthora y miembro del ecosistema de emprendedores en México.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional del Emprendedor, 6.3 por ciento de los jóvenes entre 18 y 24 años son dueños de empresas en México, se estima que alrededor de 35 mil pequeñas y medianas empresas son creadas mensualmente y que el capital emprendedor genera casi 6 mil 200 millones de pesos anuales.

Actualmente en México existen 520 incubadoras de empresas, organizaciones creadas para acelerar la creación y crecimiento de emprendimientos que generan alrededor de 9.1 millones de pesos, equivalentes al 0.6% del Producto Interno Bruto.

“(El ecosistema de emprendedores) va por buen camino. Sin embargo, es común que muchos emprendedores crean que ya llegaron lejos cuando ganar inversiones, salen de viaje y aparecer en medios. Eso tendría que ser solo el inicio”, indicó Gustavo Huerta, director de BlueBox, fondo de inversiones de capital semilla.

Tengo una idea

Si no hay empresa todavía, pero sí proyectos, estas son las recomendaciones

RECOMENDACIONES

  • Asiste a espacios de coworking y reuniones de emprendedores para encontrar interesados que se unan a tu proyecto.
  • Forma un equipo que incluya programador, diseñador, experto en negocios. No hay paga, pero les corresponderá un porcentaje de la empresa si se llega a conformar.
  • Procura que el equipo sea integrado en números nones, esto creará un balance y les ayudará en la toma de decisiones.
  • Busca clientes desde el primer día para comprobar que tu idea es buena. Para ello necesitas desarrollar un prototipo mínimo viable, una versión beta de tu idea para que otros comiencen a probarla.

EVITA:

  • Despilfarrar dinero, gasten en lo verdaderamente indispensable.
  • Subcontratar empresas o profesionales en diseño y programación, es preferible que todos los responsables de la empresa lo hagan.
  • Incluir a personas que no estén dispuestas a dejarlo todo por este nuevo proyecto.

ACUDE A:

  • Reuniones de emprendedores como Tech Startup Nights y espacios de coworking como The Pool y El 3er Espacio, donde organizan eventos y talleres para start-ups. Ahí podrás encontrar mentorías y miembros para tu equipo.
  • Kinnevo, campamento de negocios e innovación en Silicon Valley.

El negocio ya camina

Si hasta tienes tus primeros clientes, aconsejamos.

NECESITAS:

  • Una hoja de ruta del negocio donde traces metas a ocho semanas máximo.
  • Escuchar a clientes y tener más.
  • Ser legalmente como empresa.
  • Inversión que impulse la empresa.

EVITA:

  • Mantener en el equipo a quien no está funcionando.
  • Perder el piso, es posible que en esta etapa comiences a llamar la atención de inversionistas y medios de comunicación. Esto no es éxito, son logros.

ACUDE A:

  • Lexstart es una firma de abogados para emprendedores que te ayudarán con la parte legal y fiscal a precios asequibles.
  • Wayra de Telefónica es una aceleradora que anualmente apoya a 10 proyectos con fondeo, capacitación financiera, espacio físico para trabajar, mentorías, asesoría legal, entre otros beneficios.
  • 500 Mexico City inyecta inversiones que rondan los 300 mil pesos a cambio de una participación del 15 por ciento.
  • Bluebox Startup, especializada en el desarrollo de empresas tecnológicas en fase semilla.
  • InvestoMex, fondo de inversión para start-ups que proveen capital, mentoría, espacio físico, infraestructura y contacto con otros inversionistas y mentores.
  • Venture Institute, programa acelerador de 15 semanas que brinda espacio físico de colaboración, metodología y asesoría de mentores.

Quiero expandir horizontes

Acércate a programas gubernamentales para hacer crecer tu empresa y llevarla al siguiente nivel.

NECESITAS:

  • Establecer sueldos de acuerdo con el rol y valor del trabajo.
  • Contratar empleados eventuales cuando estén rebasados.
  • Replantear tu crecimiento. Ya encontraste cierta estabilidad, ya tienes clientes, pero es momento de preguntarte hacia dónde vas: puede ser geográficamente o diversificando el negocio.
  • Buscar nuevas inversiones.
  • Escalar el negocio y continuar innovando.

EVITA:

  • Confiarte, mantener el ritmo de operaciones no es suficiente.
  • Continuar “haciendo de todo”, ya es momento de tener personal enfocado en áreas como ventas y marketing. Concéntrate en innovar.

ACUDE A:

  • Fondo de coinversión de capital semilla start-up, lo respalda la Secretaría de Economía y Nafinsa que inyectan entre 100 mil y 5 millones de pesos a empresas con año y medio y hasta tres años de antigüedad.
  • Programa de emprendedores y financiamiento 3.3, del Instituto Nacional del Emprendedor, apoya con hasta 5 millones de pesos a start-ups que ya cuentan con dos años o más de antigüedad.
  • INNOVAPYME de Conacyt es anual y apoya a Pymes de base tecnológica con hasta 21 millones de pesos.