Todo gran proyecto inicia en un momento clave. El momento en el que decidimos lanzarnos a descubrir oportunidades y obtener las herramientas necesarias para validar nuestras hipótesis, reunir a las personas necesarias y lanzar ante el mundo nuestras ideas. Para los participantes del Bootcamp de Kinnevo, ese momento inició este 4 de junio.

Desde Silicon Valley y hasta las 8 ciudades participantes en México, se dio inicio a lo que serán 4 semanas de intensos aprendizajes y actividades para el desarrollo de proyectos por parte de los alumnos y profesores a bordo.

En este primer día nos acompañó Jonathan Nelson, fundador de Hackers and Founders, una organización que inició en Silicon Valley con sólo 4 personas y ahora tiene más de 9 mil miembros locales y 30 capítulos a nivel global que representan 35, mil miembros. Esta comunidad busca generar redes de valor entre fundadores de startups y personas de perfil técnico interesadas en emprender.

Participantes en ITESM Campus Chihuahua en la sesión con Jonathan Nelson

Participantes en ITESM Campus Chihuahua en la sesión con Jonathan Nelson

De una manera muy peculiar Jonathan invitó a los participantes a observar lo que sucede a su alrededor para identificar problemas que puedan transformarse en oportunidades de negocio y así generar valor a sus comunidades. Esto trajo consigo interesantes debates sobre el origen de las ideas y su valor, por ejemplo el temor que muchas personas tienen a compartir sus ideas por temor a que se las roben. Jonathan habló del poder de la ejecución y como sin esta, las ideas en sí mismas, carecen de valor ¿Tu estás de acuerdo? ¿Compartes tus ideas libremente o las guardas en secreto?

A partir de esta charla también surgieron temas interesantes respecto a la creación de empresas en México, la burocracia y costos que esto implica, así como la inseguridad que viven muchos micro y pequeños empresarios fueron temas recurrentes. ¿En la ciudad donde vives hay temor a iniciar una empresa por estos factores? ¿Cómo podemos utilizar estos problemas y convertirlos en oportunidades?

Al finalizar la sesión los alumnos comentaron que entre sus expectativas está obtener conocimientos nuevos y aprender a usarlos para una idea de negocio, además de conocer gente y divertirse con ellos en lo que puede ser el desarrollo de su futura startup. Sobre el ponente, Jonathan Nelson, los alumnos dijeron que es alguien con ideas y consejos interesantes, además de divertido, con quien dicen haber aprendido el de las ideas y lo importante de ayudar a otras empresas a crecer.

Angélica Loya, estudiante del ITESM Campus Chihuahua, nos compartió su reflexión del primer día:

Un emprendedor es más que ser un líder, en mi opinión un emprendedor es una persona capaz de detectar, analizar y desarrollar un proyecto o una solución a algún problema que se presente.

Una vez en una clase, recuerdo que se nos hizo esta misma pregunta, y comentábamos que un emprendedor es poner la creatividad en práctica, es ser innovadores. Y que interesante palabra, innovación, que es la generación de nuevas ideas prácticas, útiles y comerciables.

 También, opino que un emprendedor debe tener iniciativa, y de no tener miedo al fracaso, como la frase que dice “si no lo intentas es seguro que no se hará posible, pero si lo intentas tienes la oportunidad de que lo sea, lo peor que te pueda pasar es que lo vuelvas a intentar”.

La sesión de ahora me pareció muy interesante y sobre todo me preparó para tener una idea de lo que se hará durante este curso. Además, el expositor fue una gran inspiración de testimonio de alguien que es un emprendedor, y que comparte sus experiencias, buenas y malas, de su largo camino recorrido. Fue una buena oportunidad la de escuchar a Jonathan y compartir la experiencia con otros alumnos de la gran familia Tec.

Te invitamos a seguir la conversación que estos días estaremos generando. En Twitter estamos usando el hashtag #BootcampK, y por este medio seguiremos publicando información.