Localidades ubicada en la frontera con Estados Unidos tienen situaciones muy diferentes a lo que se vive en el interior del país, por un lado se tiene una conexión a corta distancia con el consumidor mas grande del mundo y por otra parte tiene una industria grande enfocada a la producción masiva y de bajo costo. Estar cerca del mercado mas grande del mundo ofrece el acceso como si estuvieras dentro de Estados Unidos, mas la distancia que en lo geográfico es muy corta puede ser infinitamente mas grande que si estuvieras en el otro lado del mundo para hacer innovación y tener acceso a las decisiones en la etapa temprana de los proyectos.

En los últimos meses he visitado varias de las ciudades en la frontera o cercanas a ella y veo estos contrastes muy radicales, al entrar a mas profundidad en el tema estos contrastes aumentan aun mas y mi curiosidad crece por descubrir lo que se necesita para que una ciudad fronteriza tenga el nivel de vida, de impacto y de impulso en un lado de la frontera que en el otro. Un ejemplo de ciudad fronteriza en el lado americano es San Diego, que cuenta con una gran infraestructura industrial, académica, militar y comercial muy fuerte y del otro lado Tijuana que tambien es una ciudad de alto impacto y reconocimiento. Por lo que tomando como referencia esta situación me gustaría imaginarme una frontera muy similar a lo largo de los dos países.

Como primera referencia tomo cuatro videos disponibles en YouTube que presentan a la industria de Tijuana en una manera espectacular, describiendo lo que tiene Tijuana, lo que se hace en las plantas y la visión que proyecta la comunidad al mundo.

En una primera visita a Mexicali, tuve la oportunidad de trabajar con un grupo de directivos de recursos humanos con el tema Innovación en la Vida Diaria lo que abrió la idea de cómo llevar la innovación dentro de la empresa. En una segunda etapa del viaje, visite Ciudad Juárez en donde el enfoque se amplio a todos los involucrados en la industria maquiladora realizando dos sesiones, una primera instancia tocando el tema de Vinculación Empresa y Academia con Directivos de 20 maquiladoras y otro con un grupo heterogéneo de 60 personas de la industria y academia con el titulo Innovemos Juntos, con un taller cuyo contenido esta disponible en

El seminario Innovemos Juntos se llevó a cabo en una sesión de 4 horas, recorriendo el camino para descubrir oportunidades a partir de un problema común “Incrementar el contenido de valor suministrado localmente”, generar alternativas de soluciones y desarrollar un experimento para construir la solución y validar el interés y respuesta de usuarios o clientes potenciales.

Como resultado se tuvieron en la primera sesión los siguientes 5 proyectos:

Y en la segunda sesión se elaboraron los siguientes 9 proyectos:

Como conclusión de los tres talleres se confirma un tema importante, el primer paso para innovar es combinar la decisión de asignar tiempo para solucionar problemas. El tiempo es el elemento fundamental que la gente invierte, primero en analizar su entorno y descubrir problemas, después en darles prioridades y evaluar su impacto y al final en buscar soluciones, donde cada una de estas actividades implica un bajo costo de inversión, mas un alto nivel de importancia y detección del impacto a obtener. Cuando la persona llega a tomar la decisión de atender uno solo de los problemas identificados, viene una etapa importante que requiere conocimiento, planeación y asignación de recursos para desarrollar la solución planteada. El resto de las actividades son enfocadas a la ejecución de un proceso de conversión de las ideas en proyectos exitosos.