Después de que los participantes en el Silicon Valley han tenido la oportunidad de cerrar un ciclo de actividades, surgen distintas vertientes de cuales son los siguientes pasos, para lo cual es interesante plantear el escenario que ha sucedido.

Cada participante, ya sea profesor o alumno en el Silicon Valley ha tenido la oportunidad de conocer cómo se hacen empresas de alto impacto, después de haber participado en el Startup Weekend de Silicon Valley que se llevo a cabo en SAP, donde 25 de los participantes del Bootcamp Build or Die 2013 se involucraron en distintos grupos. Desde Alfredo Segovia que tuvo el ánimo de presentar su propia idea y crear un grupo multinacional para desarrollar su proyecto, hasta Andrea Venegas que participó en el equipo que ganó el segundo lugar con una aplicación de pagos móviles comandada por colaboradores de Europa del Este. Esta experiencia multinacional, con una referencia de innovación global es algo que requiere llevarse de regreso a México para en conjunto con los facilitadores de Saltillo, San Luis Potosí, Chihuahua, Torreón, Ciudad Juárez, Tampico, Zacatecas y Aguascalientes, lleven a cabo en combinación con sus equipos locales ha realizar nuevos proyectos que tengan desde el inicio una visión global y apunten a ser los creadores de las empresas del futuro.

A lo largo de 4 semanas, hemos aprendido a realizar actividades de alto dinamismo que integran participantes en múltiples lugares, los resultados de compartir las experiencias diarias de aprendizaje obtenidas en 9 localidades y el número de personas contactadas a lo largo de este programa solo dejan una gran tarea, aprender a crear los puentes virtuales necesarios y resolver una gran cantidad de  detalles que abren un universo de oportunidades para crear nuevas soluciones como son:

  • Desarrollar más fácil los procesos de validación de las ideas antes públicos desconocidos
  • Crear comunidades que tengan interacción en tiempo real mientras se desarrollan los ejercicios diarios
  • Facilitar la captura de conocimiento en un grupo de Facebook, hacerla organizada y reestructurada para explotarla posteriormente.
  • Desarrollar una forma más eficiente de compartir la agenda a llevarse a cabo y facilitar la interacción entre los participantes de cada localidad.

Estamos seguro que estos puntos mencionados son solo algunos de los muchos que cada participante tiene en mente. Es hora de ponerlos en la mesa y trabajar en cómo llevar a cabo más actividades multilocal con equipos distribuidos. El mundo cada vez está más conectado y la experiencia disponible en cualquier parte del mundo está al alcance de cada uno de ustedes. Es hora de hacerlo realidad, crear nuevas herramientas y producir un nuevo mundo de aprendizaje.