La mercadotecnia tiene uso en múltiples estados de la venta de un producto. En cada estado de la vida del producto se requiere un tratamiento diferente. Durante el Bootcamp Build or Die 2013, nuestro enfoque ha sido iniciar la exploración en la etapa más temprana de los proyecto; donde tenemos deseo de ser emprendedor, contamos con nuestras capacidades y estamos buscando descubrir un problema interesante que resolver, a raíz de una exploración profunda en el entorno.

En la etapa de análisis de problemas, hemos identificado algunos muy interesantes por el reto que presentan pero tenemos que salir a la calle y evaluar el nivel de interés de las personas por que el problema esté resuelto. Primero usamos metodologías como “Pensando en Diseño” para entender la importancia del problema, el nivel de satisfacción que se pude dar con una solución y seguir la exploración usando mapas de empatía. Así, podemos armar un entendimiento de 360 grados en el proceso de adquisición de una solución, elaborando supuestos de cómo perciben el valor los distintos actores involucrados en el proceso de compra. Desde el usuario final, la persona que recomienda la solución, la persona que evalúa la adquisición, el responsable de realizar la adquisición y asignar presupuesto para la obtención de la solución. Cada persona involucrada tiene distintas formas de ver las cosas, sentirlas y evaluar sus decisiones.

Conociendo este entorno, es necesario tener contacto con los primeros participantes en el proceso de compra. Este contacto puede ser cara a cara o por medio de las herramientas de Internet para buscar, en base a nuestros supuestos establecidos, quiénes son esas personas, dónde las encontramos y provocar llamar su atención para conversar con ellas y convertirlas de un prospecto desconocido a un prospecto calificado que tiene interés en nuestra solución y podría ser la primera persona que utilice la solución propuesta. Conocer su realimentación con respecto al producto es básico en esta etapa de desarrollo.

Una vez que iniciamos este proceso, tenemos realimentación fina del nivel de satisfacción que logramos proporcionar y viene una proceso de búsqueda interactiva por medio de usar campañas en Facebook, Linkedin, Adwords o cualquier otro mecanismo de anuncios que nos permita presentar nuestra oferta y captar la atención del usuario. Durante la etapa que estamos diseñando el producto no tenemos muy claro cual es el perfil del cliente ni donde lo encontramos y este proceso es el que denominamos Xtremketing, donde estamos experimentado distintos mensajes presentados al usuario, utilizando distintos medios de interacción haciendo un proceso repetitivo hasta encontrar patrones que nos permita buscar más clientes en ciertos lugares y planear nuestros presupuestos de publicidad. Con información elaborada, ya es posible hacer los primero planteamientos y empezar a crear nuestras propias métricas de conversión, que nos den idea de cuanto cuesta atraer cada nuevo cliente.

Con información suficiente de esta situación tenemos la posibilidad de planear el escalamiento de nuestro acceso al mercado y desarrollar planes de producción básicos que nos permitan atender la demanda identificada.

La etapa temprana de la búsqueda de clientes potenciales, es posible realizarse antes de tener un producto final que mostrar al cliente, siempre y cuando tengamos clara la capacidad de desarrollar el producto. La actividad de Xtremketing es una actividad paralela al desarrollo y nos lleva a incrementar nuestro nivel de certidumbre dentro de nuestro plan de negocio.

El resultado esperado de la actividad es evaluar cuales son los medios para encontrar nuestros clientes y planear el costo de adquisición de clientes para elaborar un plan de producción adecuado que produzca el análisis financiero para producir el producto en base a los pronósticos realizados.