Cada día escuchamos en nuestro entorno conversaciones y mensajes en donde se dice que innovar es el camino para crear cosas nuevas, desarrollar nuevas oportunidades para hacer negocios, crear nuevas actividades o provocar acciones que transformen nuestra vida diaria. Estas conversaciones crean en ti inicialmente interés y curiosidad sobre la razón por la que debes ser innovador, para después empezar un interesante recorrido en descubrir cómo puedes aprender a innovar y cuál es la forma de participar en forma activa en las actividades de innovación.

Este recorrido crea uno de los retos más grandes a los que te has enfrentado, ya que tu experiencia en aprender a hacer cosas nuevas en todas las etapas de la vida académica, desde que fuiste al jardín de niños hasta terminar tu carrera profesional, está basada en un paradigma en donde tienes maestros que te enseñan por métodos más tradicionales. Tu esperanza en aprender a ser innovador está encuadrada a la manera tradicional de aprender y tu expectativa no es distinta a estas formas conocidas.

Por otra parte, tu creatividad y energía te dicen que puedes explorar nuevos horizontes y eres capaz de aportar ideas que mejorarán la forma de vida en tu comunidad, país o el mundo. Tu deseo es sumarte a la lista de personas que han tomado un riesgo y han dejado huella.

El reto de ser innovador consiste en hacer algo que es diferente a todo lo que hay alrededor y tomar acciones en base a un contexto que existe. En medio de dicho contexto, encuentras algo distinto que servirá de hilo conductor para crear un nuevo producto, un nuevo concepto o elaborar un nuevo proceso para realizar alguna actividad.

Si quieres llegar a algo nuevo, en alguna parte de las actividades que realizas, tendrás la necesidad de hacer algo diferente. Esto que implica que el proceso de innovar en forma conceptual es un marco de trabajo. A lo largo del recorrido existen momentos donde hay elementos que se conocen como descubrimientos, insights, chiripa, serendipity, eurekas, etc.

Cualquiera de estos momentos, provocará que si estás preparado para tomar decisiones ante un indicador inesperado, elijas un camino hacia la creación de negocios. Tendrás que explorar, identificar tu descubrimiento y llegar a una propuesta de valor que a su vez tendrás que experimentar con múltiples alternativas antes de tomar una decisión final sobre cuál es la mejor forma de ejecutar tu modelo de negocios para tener un mercado atractivo y viable.

Vivir la sensación de aprender en un Taller Experencial de Kinnevo es una aventura de aprendizaje que contiene los cuatro siguientes niveles de aprendizaje y cuatro etapas en cada nivel:

Modelo de Aprendizaje Kinnevo

 

Recorrer el ciclo de las cuatro etapas es la base de la Metodología EDEE de Kinnevo, como se muestra en la siguiente figura y se describe a detalle a continuación:

 

Metodología EDEE de Kinnevo

Explorar Problemas Interesantes es la base para identificar oportunidades en el entorno para así  descubrir si estos son susceptibles de ser resueltos en una manera diferente y con un gran nivel de impacto en otros, de forma que estén dispuestos a cambiar de la forma actual de atender sus necesidades por otra donde puedes ofrecer beneficios relevantes.

Para este proceso de exploración, hemos lanzado en forma combinada el sitio http://problema.kinnevo.com para exponer problemas que sean comentados por la comunidad y tener la capacidad de alimentar ideas y validar el nivel de interés e impacto del problema, mucho antes de decidir si debes entrar en la etapa de experimentar con soluciones.

Para descubrir oportunidades de negocio, se tiene que combinar distintos elementos que van desde el problema que se atiende y los requerimientos técnicos o económicos, hasta la parte operativa que es parte de la integración del equipo de trabajo, empresa u organización y las condiciones de mercado que están involucradas. La combinación de los tres elementos tiene que ser adecuada para tener éxito.

Una vez experimentadas distintas propuestas de valor y mecanismos de acceso al mercado, combinada con la capacidad e innovación que se desarrolle, viene la etapa final donde se entra en ejecución. Durante la etapa de ejecución se realiza el Desarrollo de los Proyectos en donde, hacerlos exitosos es una labor de experiencia, ingenio y aprendizaje continuo. Todo este ciclo se realiza múltiples veces para adquirir mayor experiencia y capacidad tanto en forma individual, como del equipo de trabajo.

Al recorrer múltiples veces el mismo camino, se desarrollan las habilidades de exploración, descubrimiento, experimentación y ejecución donde la primera vuelta la denominamos Aprender a innovar, la segunda Intenta con tus habilidades bajo el apoyo de mentores  realizar la primera versión de tu proyecto, para después llegar a una tercera etapa en donde tu experiencia es ya suficiente para Ejecutar el proyecto en forma autónoma. La etapa de Ejecución es donde tú debes tener la capacidad de crear y desarrollar tus propios proyectos de inicio a fin.

Un quinto nivel es cuando tienes la suficiente experiencia en desarrollar proyectos, has tenido varios éxitos y tienes el interés de apoyar a otras personas a realizar sus proyectos durante las primeras etapas del desarrollo de proyectos. Es en este nivel donde te puedes convertir en un mentor de innovación como lo describimos en  una de nuestras cápsulas. Este ciclo de cinco iteraciones nos lleva a la creación de un círculo virtuoso que nos permite amplificar las capacidades de cada uno de los participantes y entrar en la creación continua de valor y facilitar más innovación, que a cada momento se convierte en un nivel de referencia más alto y requiere de tener un entorno facilitador como el que hemos descrito en este documento.

En conclusión, el Bootcamp Build or Die es la encarnación de los Talleres Experenciales de Kinnevo, donde tendrás la oportunidad de convertir tus ideas en proyectos exitosos por medio de una transformación en tus hábitos de aprender y ejecutar, invirtiendo un mes de tu vida. El programa se basa en la tesis del Profesor de Harvard, William James, quien propone que para asimilar hábitos se debe contemplar procesos de al menos 21 días. Nuestra experiencia en Kinnevo aplicada al tema del emprendimiento con innovación en los Bootcamps Build or Die, ha podido no sólo corroborar dicha tesis mostrado muy buenos resultados sino también apoyar a la propuesta de Dave Edgar en su cono de aprendizaje sobre: “Lo que uno hace, es lo que uno realmente asimila y aprende”.